Ya tienes otro motivo para ir pronto a Japón: la cadena Mister Donut (que es más o menos como un Dunkin Donuts) ha anunciado que también adoptan el modelo del “come todo lo que quieras” (hace poco hablamos de ello en relación al restaurante KFC, también en el país del sol naciente). De momento la iniciativa se aplica a la capital, Tokio, más exactamente en el local que la cadena tiene en la zona de Oyama. Es un programa piloto de edición limitada, pero quién sabe si llegará a calar hondo entre las costumbres de los japoneses.

La tarifa a pagar es de solo 1000 yens, por lo que estamos hablando de menos de 28.000 Pesos Colombianos por todos los donuts y dulces que queramos comer durante un periodo de 60 minutos. Si hacemos cuentas es un precio ridículo por la cantidad de placer de la cual vamos a disfrutar. Eso sí, contad con que vuestro cuerpo va a terminar diciendo “¡más azúcar no!”, porque quienes han ido a Japón en alguna ocasión saben perfectamente que Mister Donut ofrece unos productos de gran calidad y sabor.

Los niños de primaria solo tendrán que pagar 500 yens, mientras que losmenores de 3 años no tendrán que pagar absolutamente nada.

En Japón la sociedad es muy honorable y legal, por lo que no existe miedo de que ocurra eso de “voy con el niño de 2 años, le cojo 80 donuts y me los como yo por él”. Son un tipo de situación que los japoneses ni plantean porque no entienden que pueda llegar a ocurrir, sobre todo con unos niveles de precio tan reducidos como los que han elegido.

Una de las particularidades del repertorio de dulces de Mister Donut es que aunque su nombre incluya la palabra “donut”, entre las propuestas hay mucho más al margen de los clásicos donuts redondos. Se opta por distintas formas e incluso podemos encontrar churros bañados en chocolate (en Japón son grandes amantes de los churros y el nombre que utilizan es el propio de nuestro idioma).

Para quienes tengáis pensado ir para aprovechar esta promoción os mencionamos que hay varias reglas. La primera es que con el precio se incluye una bebida y su queréis rellenarla tendréis que pagar un cargo de 200 yens para beber lo que queráis. Sobre laelección de los dulces, os los podréis llevar a la mesa de tres en tres y la última visita que podréis hacer será cuando se cumplan 50 minutos de los 60 que tendréis para comer libremente.