Desde reemplazar los archivadores con carpetas digitales, hasta el teletrabajo, la tecnología ha permitido a las empresas evolucionar en sus labores y cambiar los paradigmas con los que se guían sus actividades. La administración de personal, las bases de datos, los trámites y pagos, cada vez más han ido saliendo del papel y entrando a los documentos digitales y a la nube. De correos electrónicos pasamos a chats grupales en los smartphones. Y así, las empresas seguirán cambiando irremediablemente con los avances tecnológicos.

Hoy sabemos de muchas tecnologías que se usan en las empresas, pero ¿qué viene en el futuro? Veámos algunas de las cuatro tendencias más importantes en tecnología empresarial.

Robots

De acuerdo con un estudio de la Universidad de Oxford de 2013, la mitad de los empleados de Estados Unidos podrían ser reemplazados por robots en las próximas dos décadas. Seríanmás de 20 millones de empleos. Los empleos con más riesgo de ser automatizados son los relacionados con transporte, logística y ocupaciones administrativas.

¿Es este un panorama por el que debamos preocuparnos? Según algunas empresas que ya empezaron a reemplazar trabajadores humanos por robots, como Foxconn, las labores que se están asignando a máquinas son repetitivas y monótonas. Para esa empresa, este puede ser un incentivo para que las personas se capaciten para otros empleos que no están en riesgo de ser reemplazados.

Baxter_1

Es muy difícil predecir lo que va a suceder en cuanto a tecnología y aplicaciones y cómo van a cambias los negocios como los conocemos. Pero los expertos opinan que el trabajo humano aún no se puede reemplazar por completo, o al menos esos no son los planes que tienen los científicos. Por el momento los robots se quieren usar para labores técnicas, como ensamblaje, organización de bases de datos, construcción y servicio al cliente.

Y no tenemos que irnos tan lejos para ver que la tecnología ya nos está haciendo la vida más fácil en las empresas. Por ejemplo, muchas de las labores que antes hacían las personas ahora las hacen los smartphones a través de aplicaciones. Hoy tenemos aplicaciones para todo: para organizar agendas, hablar con los compañeros de trabajo, hacer reuniones virtuales o crear presentaciones en minutos.

Inteligencia artificial

La inteligencia artificial es una de las tecnologías que más nos ha sorprendido en los últimos años. Google y Facebook son algunas de las empresas que más han invertido en desarrollar máquinas que piensan y aprenden por sí mismas. Decenas de proyectos de AI han salido al aire y otros más permanecen en los laboratorios de las compañías de tecnología. Google creó una máquina que compone música y robots que aprenden cómo recoger objetos según su tamaño y forma. Los asistentes personales con AI se están tomando el mercado, con opciones como el Google Home, Alexa de Amazon y sistemas incorporados en smartphones y PC, como Siri o Cortana.

Aunque aún no son claras muchas de las aplicaciones específicas de los avances en AI, se puede especular sobre los beneficios que podrían brindar estos sistemas en el futuro, particularmente a nivel de empresas.

Por ejemplo, Facebook le enseñó a su sistema de AI a leer y entender todo el texto en su plataforma para crear un navegador dentro de la red social con toda la información de los más de 1.650 millones de usuarios de Facebook. ¿Imaginas un buscador similar dentro de todos los archivos y bases de datos de una empresa?

Publicidad inteligente

Signs_signs_and_more_signs_(2504183343)

De nuevo Facebook es ejemplo de las tecnologías que moverán las empresas del futuro. Hoy en día sabemos que las formas de publicidad no tienen límites. Tradicionalmente los avisos estaban en las calles, luego llegó a los hogares por medio de la televisión y el periódico. Y ahora en internet, los anuncios rodean toda la información a la que accedemos. Facebook sabe que le conviene ese negocio. Es por eso que le ha invertido en tecnología, y el año pasado solo en ingresos por publicidad recibió unos 17.000 millones de dólares.

Hace poco expandió su red de publicidad a todos los usuarios de Internet, sin importar si tienen cuenta en Facebook o no. Es decir, si alguien pauta con Facebook, tiene casi asegurado un público suficiente al que le va a llegar su mensaje. Además, la publicidad en Facebook viene filtrada por los intereses que detecta el sistema en la red social.

Su última función le asegurará a sus pautantes saber qué tanto sirven los anuncios en Facebook para atraer personas a las tiendas. Los anuncios tendrán mapas para decirle a los usuarios dónde está la tienda más cercana donde venden cierto producto.

Facebook es pionero en estas tecnologías, pero es probable que en el futuro más empresas sean capaces de organizar la publicidad de forma inteligente y sistemática. Las empresas de publicidad podrán tomar los modelos de Facebook y aplicarlos en Internet. Porque ya no se trata solo de mostrar un anuncio, sino de saber qué respuesta se obtiene con una publicidad.

Ecología y sostenibilidad

environmental-protection-886669_1920

Ser ‘amigable’ con el medio ambiente se ha convertido en una prioridad empresarial, ya sea por verdadera motivación ecológica, o por estrategia de imagen. En todo caso la sostenibilidad ya no está en segundo plano de las compañías, y así nos lo demuestran las principales corporaciones tecnológicas. Por ejemplo, Apple presentó hace algunos meses un robot que desintegra sus iPhone para reutilizar sus  partes en otras aplicaciones. Además tiene como objetivo hacer que todas las actividades de la empresa sean movidas con energía sostenible, por ejemplo, con energía solar.

En el futuro cada vez más empresas modificarán sus actividades para que no afecten el medio ambiente, o tengan el menor impacto ambiental posible. Y para eso, las tecnologías de energía sostenible y la disminución del uso de papel y plástico (y su reciclaje), entre otros, serán claves en este proceso.

Imágenes: Salammbo31 (vía Wikipedia), Kenny Louie (vía Wikipedia), Pixabay.