Tener un pelo sano que luzca de maravilla si es posible, depende de ti evitar malos hábitos que hacen que el pelo pierda su textura y brillo.

Conoce los hábitos que dañan el pelo y sigue las recomendaciones que hace GA.MA Italy así lucirás una cabellera con fuerza y vitalidad.

Lavarlo con agua muy caliente: Las altas temperaturas del agua deshidratan el pelo ya que abren los poros del cuero cabelludo, dañando las fibras más superficiales y afectando los folículos capilares, lo que estimula la resequedad y la pérdida (de brillo y sedosidad) del mismo. Lo recomendable es lavarlo con agua tibia, secarla con un secador de alta tecnología.

Exponerlo al sol: La exposición prolongada a los rayos ultravioletas sin algún tipo de protección debilitan las capas de la cutícula del pelo, generando una pérdida de fuerza y elasticidad. Para evitarlo, hay productos que se encargan de este cuidado, aunque lo más recomendable es usar gorra o sombrero además de aplicar productos cosméticos a base de aceite de Argán.

Cepillarlo demasiado: El pelo está más débil y expuesto a quebrarse cuando está mojado ya que el agua inflama la cutícula, por esto lo recomendable es desenredarlo con un peine de dientes, de manera suave y con cuidado de forma ascendente, es decir primero las puntas y luego medios para finalizar en la raíz. Además de pasar el cepillo pocas veces y secarlo con herramientas que contengan Ion Plus que ayuden a neutralizar el frizz.

No cortarlo: Cortar tu pelo con regularidad al menos en las puntas, ayuda a que no se abran y que luzca radiante y vivaz. También hay personas que evitan al máximo cortarlo con el fin de lucir una melena larga, para ellas se recomienda hacer frecuentemente repolarizaciones con la plancha 4D Therapy de GA.MA, de esta manera lograran que esté hidratado y con más brillo sin tener que cortarlo.

Frotarlo con la toalla: Tras la ducha, es común utilizar esta técnica para extraer el agua que sobra del pelo frotándolo con una toalla, esta práctica puede dañar el pelo, por lo que es mejor evitar estos movimientos y envolver la toalla directamente sobre la cabeza para que absorba el exceso sin dañarlo.

Usar productos de mala calidad: Si quieres mantener tu pelo sano y brillante, necesitas productos de calidad. Utiliza secadores, planchas y rizadores que garanticen un mayor cuidado del pelo. La plancha que cuente con patines recubiertos de turmalina, ellos generan un calor infrarrojo lejano que garantiza más protección a la hora del alisado.

Usar fijadores de peinado: El uso productos muy fuertes para el pelo como gel y spray, aunque son grandes aliados a la hora de lograr el look deseado, pueden generar resequedad haciendo que se vuelva frágil y termine por debilitarse. Luego de usar estos productos es recomendable cuidar tu pelo con la línea de secadores y planchas 4D Therapy que conjuga la tecnología de iones negativos y ozono que reconstruyen el pelo, generando un crecimiento con más resistencia y vitalidad.

Mala alimentación: Una mala dieta obliga al cuerpo a canalizar su energía hacia la protección de las funciones vitales, como el corazón y el cerebro dejando de lado el buen estado del pelo. Por eso, se recomienda consumir alimentos ricos en proteínas como pescado pollo, lentejas y frijoles. Además de alimentos ricos en vitamina d y e que brindan elasticidad y vitalidad.

Peinarlo muy ajustado: Las colas de caballo, trenzas y moños, tienden a crear tensión en los folículos del pelo, se dañan, y crean cicatrices que los destruyen de forma permanente. Por esto, lo mejor es aflojar un poco el peinado.