El proceso de recuperación de huevos Tortuga Charapa y Caimán Llanero, de su medio natural por el alto riesgo que corren producto de los depredadores, dio como resultado el nacimiento de estos animales que serán liberados una vez hayan alcanzado entre 90 y 1.20 de longitud para los Caimanes y 10 centímetros de diámetro para las Tortugas Charapa. Así la Corporación sigue avanzando en las metas de cumplimiento de su plan de acción 2016 – 2019 Por una Región Viva.

1.790 Tortugas Charapa y 185 Caimanes Llaneros fueron los animales que nacieron en cautiverio, esto a través de un convenio macro que existe entre la Fundación Palmarito y Corporinoquia, desde el año 2015, con el que se trabaja en la implementación de acciones de conservación tendientes a la recuperación de las especies de Tortuga Charapa (podocnemis expansa) y Caimán Llanero (crocodylus intermedius) en la jurisdicción de la Corporación.

“El apoyo y acompañamiento de Corporinoquia ha sido clave e imprescindible para el desarrollo de nuestras investigaciones; este número de animales que nacieron en cautiverio es fundamental ya que contribuye a fortalecer a la población ya existente”, señaló el Dr. Rafael Antelo, director científico de la Fundación Palmarito.

El dato

Como un primer ejercicio desarrollado de la mano con la Fundación Palmarito, durante los años 2015 y 2016 fueron puestos en libertad 53 Caimanes Llaneros en las Reservas Naturales de la Sociedad Civil – RNSC – de El Tuparro, en el departamento de Arauca, y en La Aurora en el departamento de Casanare.

“Como Corporación celebramos unidos esta importante noticia que entrega el Centro de Investigación Wisirare pues es el resultado a años de estudio, investigación y entrega humana para lograr que estas dos especies en estado crítico de extinción se puedan recuperar y ser devueltas al ecosistema”, señaló la directora general de Corporinoquia, ingeniera Martha Plazas Roa.